Hable con su veterinario sobre la dieta de su perro. Sin una mandíbula inferior que funcione, será casi imposible que coma de un cuenco como un perro normal, así que su veterinario le aconsejará la mejor manera de alimentarlo. Las comidas de su perro deberán dividirse en pequeñas sesiones a lo largo del día para asegurarse de que está recibiendo suficiente nutrición, así que planifique su horario en consecuencia.

Elija un alimento para perros suave y equilibrado desde el punto de vista nutricional y coloque la porción adecuada para su perro en el bol. Puede que no sea capaz de comer del bol, pero aún así asociará la vista de su bol con la hora de comer. Revuélvalo con su cuchara, agregando una dosis de suplemento calórico a la comida del perro. Los suplementos como NutriCal, están llenos de vitaminas y nutrientes que su perro puede no obtener de una dieta enlatada directa, y le ayudarán a mantener un peso y un nivel de energía adecuados.

como alimentar a un perro sin mandibula inferior

Ofrézcale a su perro una pequeña cantidad de la cuchara, permitiéndole investigar la comida. Debe abrir la boca e intentar morder, aunque es posible que tenga que poner la comida en la parte posterior de su lengua para que la consiga. Si no abre la boca con facilidad, coloque suavemente la cuchara dentro de su boca y deje que la comida se asiente en su lengua. Puede que necesite tres o cuatro mordiscos forzados antes de que se dé cuenta de que puede comer de la cuchara por sí mismo.

Continúa dándole pequeños mordiscos hasta que parezca lleno. Si la comida se le queda pegada en la boca, enjuague suavemente su lengua para quitarle la comida pegada. Llena la jeringa con agua tibia y lentamente echa un chorro de agua sobre su lengua, permitiéndole moverla y aflojar la comida. Puede que no quiera comer más que unos pocos bocados en una sola comida, así que guarda el resto de la comida en el refrigerador e inténtalo de nuevo más tarde si se desinteresa.

Cepille los dientes de su perro después de que termine de comer. Una dieta de alimentos exclusivamente blandos para perros puede causar rápidamente caries, por lo que el cepillado es vital para la salud óptima de los dientes y las encías. Humedezca su cepillo en agua y cepille suavemente cada uno de sus dientes, teniendo cuidado de retirar cualquier trozo de comida que se haya perdido. Enjuague su boca de nuevo con la jeringa, usando la toalla para limpiar cualquier agua de enjuague o comida que pueda haber caído sobre su pelaje durante la alimentación.

Puntas

  • Siga cuidadosamente las instrucciones de alimentación del veterinario para prevenir la desnutrición. Puede ser tentador alimentar a su perro con restos de comida, pero la comida para humanos no está bien equilibrada ni es nutritiva para su mascota, y puede causar más daño que bien.

Advertencias

  • Nunca castigues a tu perro por no querer comer. Puede ser un ajuste difícil para él tener que ser alimentado con una cuchara, así que tenga paciencia y permítale mucho tiempo para aprender su nueva rutina de alimentación.