Traer un nuevo periquito a tu casa es un evento estresante, tanto para ti como para el pájaro. Tomará tiempo para que su pájaro se aclimate a su entorno y puede actuar agitado o inquieto durante esta fase de transición. Afortunadamente para los nuevos propietarios de aves, unos simples ajustes en el entorno del ave y sus interacciones pueden contribuir en gran medida a que el ave se sienta más cómoda. Todo lo que se necesita es un poco de paciencia y un acercamiento suave.

Eliminando los estresantes

Ponga la jaula de su periquito en un lugar tranquilo de su casa, lejos de las ventanas y los ruidos fuertes. Si tienes un perro o un gato, intenta bloquear la habitación del pájaro para evitar que esos animales estresen a tu nuevo amigo emplumado. Esto también es cierto para los que tienen niños: es mejor dar al pájaro un tiempo de adaptación antes de presentarlo a los niños, y asegurarse de que los niños siempre actúen con calma y tranquilidad cuando estén cerca del periquito.

como calmar a un periquito

Prestando atención

Los pericos son criaturas sociales y les gusta que les presten un poco de atención de vez en cuando. Saluda a tu periquito varias veces al día, siempre acercándote con calma. Tu pájaro no puede entender lo que dices, pero el tema general debería ser “Somos amigos, y no voy a hacerte daño”. Usa un tono de voz cálido y sonríe cuando le hables a tu pájaro para que se sienta más a gusto con los humanos.

Almacenamiento

Tu nuevo periquito necesita un lugar al que llamar hogar, y equipar ese hogar con los accesorios adecuados puede ayudar a mantenerlo tranquilo. Puedes cubrir la jaula de tu periquito por la noche para calmarlo instantáneamente durante las horas de calma, y proporcionarle muchos juguetes interesantes, que se rotan cada dos semanas, mantendrá la mente de tu pájaro ocupada cuando no esté acompañado. También es importante asegurarse de que la jaula de su periquito sea de buen tamaño; si no tiene suficiente espacio para moverse, se pondrá ansioso.

Ser paciente

A los pericos les lleva tiempo adaptarse a un nuevo entorno. Proporcionarle un lugar seguro para vivir y acercarse a él con cuidado ayudará a acelerar el proceso, pero recuerde darle a su periquito algo de espacio para respirar. Interactúe con él brevemente unas cuantas veces al día, pero evite estimularlo demasiado durante las primeras semanas. Eventualmente su periquito se adaptará a su casa y se relajará, pero es mejor dejar que lo haga a su propio ritmo.