Los periquitos -también llamados periquitos y periquitos- son pájaros brillantes y sociables que quieren ser amigos, pero encuentran a los humanos muy grandes y temibles. Entrenar a tu periquito implica enseñarle a pisar tu dedo y a mantener la calma cuando lo tocas. Una vez que el periquito se sienta seguro de sí mismo y se coloque en el dedo, será mucho más fácil crear un vínculo con él y controlarlo para detectar signos de enfermedad. La paciencia, la calma, la repetición y las recompensas son elementos esenciales para entrenar a los periquitos.

Paso 1

como entrenar a mano su periquito

Espere una o dos semanas antes de empezar a entrenar si su periquito es nuevo en su casa, para que se familiarice con su entorno y se instale. Manténgalo en una habitación tranquila y protéjalo de los ruidos fuertes y los movimientos bruscos que pueden asustarlo. Háblale en un tono de voz relajante y repite su nombre con frecuencia.

Paso 2

Familiariza a tu periquito con la mirada y la presencia de tu mano. Dale golosinas colocándolas en su jaula y mantén tu mano ahí durante dos o tres segundos antes de quitarla. También coloca tu mano en el exterior de su jaula lentamente, dos o tres veces al día.

Paso 3

Sostén una golosina dentro de la jaula de tu periquito cuando no muestre signos de miedo a tu mano. Si se acerca a tu mano para comer, está listo para la siguiente etapa de entrenamiento de manos. Haz que un veterinario le corte las plumas. Comiencen las sesiones de entrenamiento, que no deben durar más de diez minutos, dos o tres veces al día.

Paso 4

Cerrar todas las puertas y otras rutas de escape. Cierre las puertas si hay alguna posibilidad de que le molesten. Sosteniendo una toalla o paño fino, abra la jaula de su periquito; luego, lentamente, métalo dentro y envuélvalo suavemente en la toalla. Sáquelo de su jaula. Háblale en voz baja y tranquilamente durante todo el proceso.

Paso 5

Siéntese en el suelo, con la espalda apoyada en una pared o un mueble. Desenvuelve tu periquito y colócalo sobre una de tus rodillas levantadas. Cuando se aleje, levántelo con cuidado y reemplácelo. Eventualmente debería posarse en tu rodilla y no tratar de escapar.

Paso 6

Empieza a mover tu mano lentamente hacia tu periquito deslizándola por tu rodilla. Ofrécele un pequeño regalo para que se sienta complacido cuando vea tu mano. Una vez que no intente alejarse de tu mano, está listo para aprender a dar un paso adelante.

Paso 7

Sostenga su dedo de lado como una percha y empuje suavemente contra el pecho de su periquito. Perderá el equilibrio y se alejará revoloteando o pisará tu dedo. Repita la orden “Párese” cada vez que lo intente. Puede que le lleve cuatro o cinco días de sesiones aprender a pisar tu dedo. Como último recurso, coloque su mano en su rodilla y póngalo en su dedo con su otra mano. Hable con calma y recompense todo el progreso con pequeños obsequios.

Paso 8

Mueve el entrenamiento de manos a la jaula de tu periquito una vez que haya aprendido a pisar tu dedo. Para sacarlo de su jaula, empuja suavemente sobre su pecho con tu dedo extendido y da la orden de “Subir”. Con el tiempo, debería aprender a pisar tu dedo con sólo la orden de voz.

Artículos que necesitarás

  • Toalla o paño pequeño y delgado
  • Semillas de mijo u otro bocadillo favorito de periquitos

Puntas

  • Los pájaros jóvenes se entrenan más rápido que los mayores, así que empieza a entrenar a tu periquito tan pronto como se haya instalado en casa.
  • Los periquitos indómitos y criados por sus padres pueden tardar más tiempo en entrenarse.
  • Si tu periquito muerde, intenta no apartar la mano, o puede aprender a morder para que lo dejes en paz.

Advertencias

  • ⚠ No uses guantes, ya que tu periquito puede encontrarlos aterradores.
  • ⚠ No aprietes el pecho de tus periquitos. Los pájaros no pueden respirar con la presión en sus pechos.
  • ⚠ Nunca golpees o grites a tu periquito. Esto es dañino y cruel.