Las cacatúas son pájaros ruidosos, y no hay nada que puedas hacer para callarlas permanentemente; comunicarse está simplemente en su naturaleza. Si el tuyo está graznando y gritando en una tormenta por la noche, sin embargo, puede hacer que tu belleza descanse casi imposible. Trabajar con su cacatúa tanto de día como de noche para identificar y tratar la causa de su ruidoso comportamiento es la única manera de romper con su mal hábito ruidoso.

Interacción diurna

Mientras que a algunos pájaros no les importa ser abandonados a su suerte, la cacatúa no es uno de ellos. Es un pájaro que ama la atención, y el ajetreo de un hogar activo. Incluso cuando está en su jaula, una cacatúa anhela estar cerca de la acción, no en una habitación tranquila y aislada. Darle a su cacatúa la atención adecuada durante el día le ayuda a mantenerse tranquila, tanto durante sus horas de vigilia como después de la hora de acostarse. Descuidar la necesidad de atención de su cacatúa es una forma segura de hacerla más ruidosa por la noche.

como mantener a una cacatua callada por la noche

Manejar la ansiedad nocturna

El entorno de su cacatúa puede estresarle por la noche, así que experimente con diferentes formas de cambiar la habitación. Por ejemplo, algunos pájaros se estresan y se ponen nerviosos cuando una habitación está demasiado oscura, mientras que otros se ponen nerviosos cuando una habitación tiene demasiada luz. Colocar a su cacatúa cerca de una ventana con las persianas abiertas puede asustarla cuando pasan los faros de los coches, o cuando oye el ruido de la calle. No hay dos pájaros perfectamente iguales, así que trate de ajustar el ambiente nocturno de su cacatúa para ver si su comportamiento mejora.

Entreteniéndose

Las cacatúas son aves inteligentes, y son capaces de entretenerse cuando es necesario. Si el tuyo no tiene nada en su jaula para mantenerse ocupado, sin embargo, puede llegar a revolverse y quedarse encerrado en una habitación vacía. Asegúrate de darle juguetes y ramas y ramitas aprobadas por los pájaros para que interactúe. Las cacatúas tienen picos grandes que les encanta usar para masticar y triturar, así que darle algo para envolver su pico puede evitar el aburrimiento que lleva a la vocalización nocturna.

Visita al veterinario

Si su cacatúa no se queda quieta por la noche, un viaje al veterinario descarta cualquier problema médico que pueda ser una causa indirecta. Las infecciones, las deficiencias en la dieta e incluso la piel seca pueden irritar a un pájaro y hacer que actúe, simplemente porque se siente incómodo. Si su cacatúa no se calla por la noche, y está constantemente llorando, metiéndose en su jaula o molestándose, llévelo a un chequeo para asegurarse de que el problema es estrictamente de comportamiento, y no físico.