Mantener el koi es un pasatiempo cada vez más popular y los propietarios de estanques están aprendiendo rápidamente por qué los japoneses se refieren a este pez como las “joyas de Oriente”. Llamados Nishikigoi en su país natal, los koi son peces de colores brillantes, activos y aparentemente amistosos. Los cuidadores de koi desde hace mucho tiempo saben que un horario de alimentación competente es esencial para la salud y el bienestar de los peces koi.

Pez Gordo

Los koi son peces bellamente animados que parecen disfrutar interactuando con los humanos, especialmente en la época de alimentación. El problema con tal exuberancia a la hora de la cena es un mayor riesgo de sobrealimentación. La fórmula en la que los especialistas en koi están de acuerdo es alimentar a los peces tanto como puedan consumir en tres minutos. La idea es que, si son peces más pequeños, naturalmente consumirán menos en tres minutos de lo que los peces más grandes comerán en tres minutos, todos ellos bufando tanto como les permita su boca. Los perjuicios asociados con la sobrealimentación de los koi pueden incluir un sistema de filtros de tensión, una excesiva acumulación de bacterias, un aumento del dióxido de carbono, una disminución del suministro de oxígeno y una abundancia insalubre de desechos de pescado. Los síntomas de la sobrealimentación de koi pueden incluir agua turbia, espuma en la superficie, peces que jadean y están letárgicos, peces con lesiones visibles y muerte.

con que frecuencia debo alimentar a mi koi

Pez Flaco

Los peces están diseñados genéticamente para cazar y comer continuamente. Los aficionados a los koi, conocedores de la tendencia de sus peces a comer con exceso de celo, pueden reducir la cantidad de alimento que dan, pero los perjuicios de la subalimentación de los koi, si bien no son tan abundantes como la sobrealimentación, sí existen. Los peces subalimentados no reciben los nutrientes necesarios para mantenerse saludables. Los efectos negativos asociados con la subalimentación de los koi incluyen atrofias en el crecimiento de los peces jóvenes, enfermedades infecciosas, malformaciones en partes del cuerpo, sistemas inmunológicos comprometidos y muerte. Algunos de los signos de la subalimentación en los koi incluyen cráneos agrandados, ojos hundidos, aletas de la cola torcidas, color pobre, inactividad y heces blancas que se arrastran.

Química del agua 101

La acumulación de amoníaco, nitratos y nitritos es la razón número uno del fracaso del hábitat del estanque de koi. Estas toxinas son mortales para los peces y deben ser eliminadas inmediatamente. Debido a que son los subproductos de los excrementos de los peces, los estanques de koi sobrealimentados son especialmente susceptibles a una rápida acumulación. Detener la sobrealimentación y usar un fuerte biofiltro se encargará de este problema. Algunos cuidadores de koi usan aspiradoras de estanques de peces. El aspirado libera al agua de los residuos, pero aún así se requieren cambios en el agua. La técnica más común para eliminar las toxinas de un estanque koi es un cambio sustancial de agua de al menos el 50 por ciento.

Necesidades nutricionales

Para satisfacer las necesidades nutricionales del koi, los aficionados experimentados confían en los pellets de comida de koi de calidad. Estos pellets deben contener probióticos para descomponer los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Esta dieta formulada puede complementarse con golosinas como frutas, verduras o un alimento seco de alta calidad para perros. Las golosinas que necesita el koi para una dieta equilibrada incluyen un krill y un camarón liofilizado comercialmente proporcionados. Si se ofrecen frutas y verduras, asegúrese de eliminar las porciones no consumidas para que la calidad del agua no se vea comprometida. En un clima más fresco, los hábitos alimenticios de los koi cambiarán. Es importante cambiar sus pellets de dieta primaria a un producto bajo en proteínas y reducir la alimentación a días alternos.