Desde los años 30, ha circulado una leyenda urbana que dice que los abejorros no deben ser capaces de volar. De hecho, los abejorros no sólo pueden volar, sino que la ciencia ahora entiende cómo vuelan tan bien. Los abejorros pueden volar, en promedio, 3,3 metros por segundo. Eso significa que los abejorros pueden volar a lo largo de un campo de fútbol en aproximadamente 30 segundos.

La ciencia del vuelo del abejorro

Los estudios sobre el vuelo de los abejorros revelaron que estos insectos no son tan aerodinámicos como otros insectos voladores. En lugar de que ambos lados de su cuerpo trabajen juntos para crear una máquina voladora más eficiente, ambos lados trabajan uno contra el otro. Además, sus alas se mueven a una velocidad de hasta 200 movimientos por segundo, lo que es de 10 a 20 veces más rápido de lo que debería responder su sistema nervioso. Lo que los investigadores han descubierto, sin embargo, es que las alas no aletean en absoluto, sino que vibran como bandas de goma. Un estudio realizado en 2009 por la Universidad de Oxford descubrió que el poderoso tórax de la abeja y su consumo de polen rico en energía le permiten abrirse paso a la fuerza por el aire.

que tan rapido puede volar un abejorro

Variaciones de velocidad

Aunque la velocidad media de un abejorro es de 3,3 metros por segundo, sus velocidades pueden variar según sus actividades. Las velocidades de vuelo más rápidas se han registrado entre las abejas forrajeras que pueden ir tan rápido como 16 yardas por segundo. Estas altas velocidades y su capacidad de vuelo, en general, pueden atribuirse a la estructura de sus alas, que son rígidas en la parte delantera y más flexibles en la parte trasera.