Las avispas son insectos benéficos que ayudan a controlar las poblaciones de plagas. Los insectos se alimentan de las larvas de las avispas desde la primavera hasta el otoño, cuando se alimentan de carbohidratos como los néctares de las frutas y las flores, lo que asegura una mayor gordura para la hibernación invernal de las nuevas reinas. Identificada por su tamaño y la época del año, la reina no se ve desde finales de la primavera hasta el verano. Permanece en su nido, poniendo huevos y siendo alimentada y cuidada por sus obreras.

Es la más grande de la colonia

Las avispas son de cintura estrecha con abdómenes puntiagudos. Pueden ser marrones, de color azul metálico, rojas o amarillas. La avispa reina es mucho más grande que las obreras y los machos, llamados zánganos. Es la avispa más grande de la colonia, y el propósito de su vida es poner huevos. Sólo las avispas hembras, incluyendo las reinas, tienen aguijones, que son usados únicamente para la autodefensa. Los colores brillantes advierten a otras de su doloroso aguijón.

como identificar una avispa reina

Una nueva colonia comienza en primavera

La nueva reina, previamente fertilizada, emerge de la hibernación a finales de la primavera. Hace un pequeño nido para comenzar su nueva colonia. Los primeros huevos puestos son obreras estériles, que eclosionan en tres o cuatro semanas. Desde principios de la primavera hasta finales de mayo, cuando las nuevas obreras se encargan de la búsqueda de comida y del cuidado de la reina, cualquier avispa solitaria que se vea es probablemente una reina. Debe buscar comida para alimentar a sus primeras larvas de obreras.

El apareamiento ocurre en otoño

Durante el verano, la reina produce avispas obreras, ampliando continuamente la colonia. A finales del verano, los últimos huevos en eclosionar serán nuevas reinas y zánganos. Identificadas por su tamaño, las avispas reinas vírgenes vuelan alrededor de las flores de la pradera, comiendo y engordando, hasta que vuelan para aparearse con zánganos de otras colmenas en otoño. Después del apareamiento, los zánganos morirán con la vieja reina y su colonia de obreras cuando lleguen las frías temperaturas del invierno.

Sólo las reinas viven el invierno

Cualquier avispa viva que vea durante el invierno es una reina. Sólo las nuevas reinas sobreviven durante el invierno. Las avispas reinas hibernan en áreas protegidas de las temperaturas heladas, pero no lo suficientemente calientes para evitar el letargo. Se encuentran bajo la corteza de los árboles o en las grietas y hendiduras de los aleros y de la madera, con sus alas envueltas alrededor de sus cuerpos. Tengan cuidado, incluso durante el letargo la avispa reina puede picar.